Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

Vientre de arena

Imagen
Era un vientre de llanura abierta, salvaje y fértil, estancia inexplorada. La ávida caricia de una cruel quimera abrió en dos la greda en sus entrañas.
Trajo a ella un beso de hojas secas, la vistió de soledad en la montaña: le dejó en la noche finita y sin estrellas un hado de partida desprovisto de alborada.
Cuna de semillas muertas, brotes sin desperezarse al alba. Cielo sin espejo de violetas esperando amamantarse de sus aguas.
Árida y arisca, la tierra experimenta una grieta ambivalente que aún le sangra: Vientre de arena, se quedó desierta:
Penas minerales…¡como si importara!

Preciosa fragilidad

Imagen
Me siento tan frágil, que a veces me gustaría ver mi cuerpo gris y pesadamente humano, transformarse en una pelusa invisible. Me divierte imaginarme transportada por la voluntad del universo, quizás en una semilla, en la hoja seca de alguna planta silvestre no domesticada, o en el cuerpo hueco y difunto de cualquier mariposa corriente u hormiga. ¡Sería tan hermoso nada más, flotar en el aire y ser hamacada por el halo de su poder! (Sólo algunos álamos he visto seguir con gracia divina este balanceo, este dejarse mecer sin más resistencia que la que ofrece el tallo de su delgada materia visible). Mi debilidad es tan cierta, que aún si fuera una piedra, o una gran roca, el agua de cualquier río, con facilidad me moldearía. Soy frágil. Y en toda la sinceridad de que soy capaz, empiezo a darme cuenta de que mi existencia es tan inventada y efímera, que el impulso de un remoto suspiro, la podría extinguir. Me siento tan inaceptablemente desprotegida en la liviandad de mi ser sin más, que…

Mi tierra

Imagen
Tierra bendita que en tu seno me alumbraste, de tu arcón mana la vida que en todas las cosas yace.
Tierra buena y compasiva, -Ancha madre- que a mis ávidas raíces en su vuelo has perdonado, hoy te pido ya con mis hojas marchitas que permitas a mi savia de tu suelo amamantarse.
Madre Tierra, vientre universal, me es imposible escapar a la verdad de tu simiente.
Si me dejas, madre, ser palabra, haré que florezca de mis ramas el silencio que te hiere.



Mi niño blanco

Imagen
Tema de mi autoría incluido en mi disco "La de la flor"

Mi niño tiene un mar de espuma para dormirse , sobre la luna cuando se cierran sus dos ojitos le cantan copla los pececitos.
Tiene un remanso con agua clara para mojarse la linda cara y si se baña, le cuentan cosas de antiguos tiempos, las mariposas.
Entre dos campos de girasoles sus piececitos buscan olores de trigo y árbol, de sol y arena, que le acaricien su piel morena
De su garganta, nacen retamas que me dan trinos por las mañanas abriendo ramas en su boquita, sueltan mil vuelos, de palomitas
No sabe nada de la amargura del vientre solo en la sala oscura cuando despierta, dos angelitos
cubren de flores su cuerpecito.

Puedes escuchar la canción en mi canal de You Tube:
https://www.youtube.com/watch?v=ahqmlyqoTUY