Camino























Hacen falta cien siglos
Para que el corazón marchito
renazca entre la amargura
de este mundo.

Todas las cosas caen.
Sobre el cáliz de la ignorancia,
también la flor de la ilusión
se desvanece a veces.

Sólo el agua pura
de una fe simple llena,
puede mantener a raya la sed
que me provoca esta búsqueda:

Vivo en la calle Santa Fé.


Comentarios

Entradas populares

Declaración de amor

Hormiga

El susurro del ángel

Las hojas

Cuando moleste tu luz

La entrega

Cuando todo haya pasado