Lor relojes

Buen Lunes como siempre, y con esta imagen de mi último concierto en Argentina, Paso y comparto este poema que estrené en el recital de poesía que realicé en Mendoza. Con él, reabro las publicaciones de los lunes.




Mi amor,
se han desvanecido las horas y los relojes
sobre la cúpula de mis ojos cansados.
No hay cuándo, no hay dónde,
y es mi mirada la que acaricia
con ternura tu cabello
en esta sorda intimidad en la que
evoco tu imagen.

Sólo tengo de ti,
este color oscuro de tu frente,
este color,
de siglos sin oír tu nombre,
este color que abrasa en mis entrañas
el amor sin dar;

Este amor mudo y nimio como una sombra,
mudo como la frágil ausencia de tu abrazo,
este amor de siglos,
que cae a borbotones
sobre la cúpula de mis ojos cansados,
sobre las horas
y los relojes.


Marisa Cortés. Todos los derechos reservados. 

Comentarios

Entradas populares

Declaración de amor

Hormiga

El susurro del ángel

Las hojas

La entrega

Poema XXXIX

Cuando moleste tu luz