La flor

Pobrecita la flor
del palo borracho
que vieja y marchita,
persiste en el árbol.

Pobrecita la rama
que con savia sostiene
un poco de la muerte
con que la engalana.

No quiere caerse
la flor traicionera,
aunque todos saben
Que no es primavera.


Autor: Marisa Cortés
(Fotografía de Diario Uno)


Comentarios

Entradas populares

Declaración de amor

Hormiga

El susurro del ángel

Las hojas

La entrega

Poema XXXIX

Cuando moleste tu luz