Entradas

Mostrando entradas de 2019

El indio en el río

Imagen
Vienen nubes, nubes bajan
Sobre la ribera.
La orilla del riachuelo
Plácida florece
Por la primavera.

Al Este de este monte,
Se deja abrir la huella
Templada por un indio:

Viene de la lucha,
De la lucha viene,
A refrescar su cara
Morena en el río.

Se ha acercado al Agua
Que fluye cristalina:
Tanto le pesan las armas,
Tanto hay sus espaldas
Que no se moja en ella,
Aunque lo quería.


Autor: Marisa Cortés
Foto: José Luis Gómez Banet

Poema XXXIX

Imagen
Ya pronto estará listo mi libro, que habla de tantas cosas que me emocionan y son importantes, como la vida. Aquí comparto uno de los diez poemas breves que incluye. 


Todo está a la vista: la luna, el sol, la primavera, el fango, la cuesta, la pendiente.
A donde la vista diera y según lo que quisiera, se dibujara en el norte la vida, o la muerte.
- Yo tengo una cajita-.



Autor: Marisa Cortés

Todos los derechos reservados.

Fotografía: Carlos Stagnaro

Caja: Construída especialmente para mí por la luthier Eugenia Martín

La entrega

Imagen
Me rindo amor a tus besos, al encuentro inesperado, a la caricia pertinente.
Me rindo a la transferencia del amor infinito que traspasa todo lo visible, toda esfera,      todo tumulto,         todo laberinto.
Me rindo amor a lo que fuera que sea amarte en este instante,  en el que siento que me muero y aún muerta,     sigo siendo        rendición,           en tu nombre.



Autor: Marisa Cortés Fotografía de José Luis Gómez Banet.

La cocinera

Imagen
Un poco de pena
sobre la canela
corona la escena
que el amor dibuja;

lágrima escondida
entre las ciruelas,
es la cocinera
adorable bruja.

Vuelca su ternura
de uvas maduras
llenando la hondura
de la fuentecita:

postre de consuelo
para los dolores
que dan los amores
de la princesita.

Sale calentito
el guiso bendito
que para los ricos
es como un abrazo;

llena los tazones
de hombres glotones
y -De lo que sobre-
para los de abajo.






Autor: Marisa Cortés. 
(Imagen descargada de: http://jaimeramosmendez.blogspot.com.es/2014/03/joven-cocinera-tradicional-purepecha-de.html)



Hormiga

Imagen
Hormiga, hormiguita, misionera del destino, tu voluntad calladita trajina sin hacer ruido.
Negra musa silenciosa que sin pausa en el camino me enseñas cómo es posible ir con cargas, a destino.
Hormiga, hormiguita, de tu negrura yo quiero la fuerza que sin cansancio te lleva hacia el hormiguero.

Limpieza

Imagen
Decreto mi casa
libre de pesares:
Romero y tomillo
deslían los males.

Coronas de ajo
contra las envidias,
de día y de noche
las puertas vigilan.

Con una ramita
de olivo campero
quito la injusticia
de los rinconeros.

Para los dolores
que da el mal de ojo
cuelgo en las ventanas
ornamentos rojos.

Frente a las cadenas
de murmuraciones,
guardo el pecho abierto
a las decepciones.


Marisa Cortés. 
(Imagen descargada de Google. Corresponde a un Hornero, pájaro que construye su nido de barro, con la puerta mirando siempre al Norte)


Hambre

Imagen
Noche de luna sin lumbre,
noche sola de la muerte.
Silencio maldito:
la nada sobre el plato.

Hasta lo redondo
de mis ojos
le hace sombra.

Los puños cerrados
no llenan el vacío.
¿Dónde encontrará mi retoño
algo que lo llene?

Los cuervos se ríen
sin vergüenza
en el patio de enfrente,
y no hay verano
que me entregue
lo que me han quitado.


(Imagen descargada de:https://www.tripadvisor.com.ar/LocationPhotoDirectLink-g1605362-d2460042-i181270661-Parque_Nacional_El_Leoncito-Barreal_Province_of_San_Juan_Cuyo.html)

Las hojas

Imagen
Juegan al amor,
las hojas.
Cuelgan en la tarde
su cariño anhelante
entre las ramas.

Con gracia sonora,
se elevan en el aire
risitas presurosas
de ternura plana.

-¿Cuál será la que
se lleve el beso?-
-¿A quién de nosotras
ceñirá el viento
antes de mañana?-

Juegan al amor
las hojas con el viento,
y el viento pasa.




Autor: Marisa Cortés. 
Fotografía: Calle de los enamorados, Barreal, San Juan, Argentina. Página de Diario de Cuyo.

El susurro del ángel

Imagen
Deja de llorar y canta: desde el cáliz sibilino derraman en tu garganta lejanas coplas, el vino.
Canta, oronda y serena como el rumor de la lluvia que roza las azucenas de los patios en penumbra.
No quiero ver en tus ojos aljófares de rocío rodando de tu tristeza hacia el estero sombrío.
ya sabes que estoy cansado de apuntalar la pendiente; renuévame con tu canto la añeja esperanza ausente.
Deja de llorar y canta, hay más jardín en tu aroma: florece de tu garganta
la luz, que al espejo asoma.

La flor

Imagen
Pobrecita la flor
del palo borracho
que vieja y marchita,
persiste en el árbol.

Pobrecita la rama
que con savia sostiene
un poco de la muerte
con que la engalana.

No quiere caerse
la flor traicionera,
aunque todos saben
Que no es primavera.


Autor: Marisa Cortés
(Fotografía de Diario Uno)