La entrega




Me rindo amor
a tus besos,
al encuentro inesperado,
a la caricia pertinente.

Me rindo a la transferencia
del amor infinito
que traspasa todo lo visible,
toda esfera, 
    todo tumulto,
        todo laberinto.

Me rindo amor a lo que fuera
que sea amarte en este instante, 
en el que siento
que me muero
y aún muerta,
    sigo siendo
       rendición, 
         en tu nombre.




Autor: Marisa Cortés
Fotografía de José Luis Gómez Banet.

Comentarios

Publicar un comentario

Hola, si quieres puedes dejar tus comentarios o datos de contacto para seguir comunicados.

Entradas populares

Declaración de amor

Hormiga

El susurro del ángel

Las hojas

Poema XXXIX

El indio en el río